-Aikido Vilanova- ESCOLA d´AIKIDO a Vilanova del Vallès, Pavelló Municipal d’Esports C/ Maria Aurèlia Capmany, 2-4 // 08410 VILANOVA DEL VALLÈS,tel 685030502// ADULTS: Classes Dimarts i Dijous de 7 a 8 am i de 19 a 20pm // INFANTIL: Escola FALGUERA; Vilanova del Vallès, de 17 pm a 18pm // EMAIL: aikidovilanovadelvalles@hotmail.com // VISITEU WWW.AIKIDOMAKOTO.COM // Aquest blog és un espai de difusió de l´AIKIDO








lunes, 27 de agosto de 2012

TORNEM el 4 de Setembre!

Amics i amigues, una vegada exhaurit gairebé l´estiu,  ( com el "summer almost gone" que cantàven  "The Doors" )  el proper 4 de Setembre, dimarts, rependrem les nostres classes.

El mateix horari habitual, de 7 a 8 del matí i de 19 a 20 de la tarda.




Recordeu que qualsevol persona que volgui apropar-se a aquest Art Marcial, pot adreçar-se al pavelló Municipal  o bé enviar un email a aikidovilanovadelvalles@hotmail.com


us esperem a tots!

Més dades CURS MESTRE KITAURA

Aqui deixo el link ( procedent de la web de AIKIDO GRANOLLERS, amb el mestre Xavier Revilla al cap), on podeu veure informació relativa al curs del Mestre Kitaura, horari, preus, i lloc

http://www.aikidogranollers.cat/aikido_granollers2_008.htm

Aprofitem aquesta ocasió!

Nou email del blog Aikido Vilanova del Vallès

Ara tots aquells que volgueu deixar els vostres comentaris, contactar, etc, teniu el nou email del blog:

aikidovilanovadelvalles@hotmail.com







viernes, 24 de agosto de 2012

Crisis? qué crisis?

Tal y como rezaba aquel LP de Supertramp, "crisis, what crisis?", nuestro amigo Germán Contreras de Aikido Esmandíes MATARÓ, nos ha cedido un artículo interesante relacionado con estos tiempos que estamos viviendo. Los que ya  conocéis a Germán, sabréis, que tiene su particular modo de expresarse. Nadie puede decirle que no tenga propio estilo. Y los que no lo conocéis, os aseguro que no, no es una computadora.

Que cada cual saque sus propias conclusiones

"EL AIKIDO COMO HERRAMIENTA PARA MEJORAR NUESTRAS POSIBILIDADES EN UNA SITUACIÓN DE CRISIS ECONÓMICA"

Uno de los objetivos del Aikido es el de, a partir de un análisis riguroso del contexto en el cuál nos encontremos en cada momento, analizar que debilidades y fortalezas tenemos en cada momento y que oportunidades y amenazas nos depara dicho contexto, de cara a poder reaccionar del modo más adecuado posible.

Esto es válido para cualquier tipo de situación, incluyendo una como la actual en lo relativo a la dificultad de encontrar soluciones para problemas como la falta de trabajo, ya sea a nivel individual al haber perdido el empleo o preveer esa posibilidad, ya sea a nivel empresarial en cuanto a la busqueda de estrategias que permitan la pervivencia de la estructura de la empresa y de su fondo de comercio. El hecho de que el método de estudio se centre en técnicas de defensa personal no implica el que las estrategias empleadas no puedan ser utilizadas en cualquier otro caso y, por otra parte, el realizar el trabajo de investigación en situaciones en las que la misma idiosincrasia del método empleado para dicho estudio deja claro que posibilidades son viables y cuales no, permite aprender una disciplina de trabajo ciertamente útil en el momento de realizar diagnósticos lo más objetivos posibles de cada situación.

Las respuestas habituales a cualquier problema del tipo que sea pueden ser tres:

a) Soluciones “destructivas” al problema.

b) Soluciones basadas en la huida.

c) Soluciones basadas en opciones fundamentadas en nuestras fortalezas y posibles oportunidades que anulen o minimicen nuestras debilidades y posibles amenazas convirtiéndolas en fortalezas y posibles oportunidades.

El aikido se centra en el estudio de las soluciones del apartado “c”.

Un ejemplo de una solución de tipo “destructiva” suponiendo un contexto típico en los cuáles se estudia el aikido sería el siguiente:

• Un agresor intenta agredir a un individuo. El individuo se enfrenta al agresor frontalmente, y vence aquel más fuerte, con más recursos, más rápido, etc.

Un ejemplo de una solución basada en la huida sería el siguiente:

• Un agresor intenta agredir a un individuo. El individuo intenta huir del agresor. Si es más rápido que el agresor en realizar las acciones necesarias que le permitan conseguir la distancia suficiente como para quedar fuera de alcance de la capacidad de acción del agresor habrá conseguido sus objetivos. En caso contrario, no.

Y finalmente, un ejemplo de una solución como las que estudia el aikido sería la siguiente:

• Un agresor intenta agredir a un individuo. El individuo evalúa que puntos débiles provoca la actuación del agresor sobre su capacidad de actuación y las explota en su beneficio de cara a conseguir unos resultados que garanticen la no consecución de los objetivos del agresor.

En la situación actual podríamos decir que el agente agresor es el contexto de crisis económica global. La receta “básica” utilizando una solución del tipo “c” sería empezar realizando un análisis lo más objetivo posible al respecto de que sabemos hacer, de que nos dá la impresión que demanda el contexto en el cuál nos encontramos, y en función de ello intentar una solución u otra.

Por poner un ejemplo, alguien puede quedarse sin trabajo y evaluar que está capacitado para gestionar un pequeño establecimiento de restauración. Por otra parte, si en ese caso en concreto en el entorno en el que se plantea crear dicho establecimiento hay muchos otros establecimientos similares porque mucha otra gente ha optado por la misma solución, y los precios están en caída libre debido al exceso de oferta, probablemente sea conveniente buscar otra solución diferente a esta. Si esta misma persona tiene conocimientos de alemán, y analizando el contexto observa que en este momento hay demanda de clases de alemán, probablemente sea más factible dedicarse a dar clases de alemán que abrir un restaurante aunque ello implique un esfuerzo extra (necesidad de publicitar el servicio, adaptación de horarios a las necesidades de los clientes potenciales, etc.).

Del mismo modo, alguien en una situación similar a la explicada anteriormente de falta de trabajo y con todavía algunos meses de paro y sin ninguna ventaja que le permita ningún tipo de espectativa laboral viable, puede decidir pasar esos meses como si fueran vacaciones pagadas en algún establecimiento lúdico consumiendo productos derivados de la fermentación de la cebada (típico ejemplo de solución de tipo b con pocas posibilidades de éxito a no ser que sus ahorros o sus prestaciones sociales le permitan mantenerse en esta situación hasta que el contexto económico global cambie), o puede buscar qué demanda el contexto en el cuál se encuentra y aprovechar las posibilidades de formación a su alcance para intentar aprender lo necesario para optar a utilizar esa solución, es decir, debe “estudiar, practicar o entrenar” aquello que le permita solventar sus problemas, ya sea de manera directa o indirecta, y una vez analizado de manera objetiva que es aquello que le puede permitir solventar sus problemas.

Nova Temporada AIKIDO INFANTIL al Setembre 2012

Benvolguts amics i amigues, només recordar-vos que la nova temporada s´inicia al Setembre, en el mateix horari habitual, de 17 a 18pm cada dijous. Les instal.lacions continuaràn sent les mateixes, el gimnàs gran de l´escola La FALGUERA; al poble de Vilanova del Vallès.



Com ja és habitual, vàrem tractar de fer una exhibició a tots els pares que porten els seus petits aquest primer any a l´escola, però per una questió de temps no fou possible, amb el que si és necessari aquesta exhibició "oberta", també es farà.



miércoles, 22 de agosto de 2012

EL NOMBRE DE LOS AGARRES EN AIKIDO : HIJI DORI



Hiji Dori es un agarre que focaliza su atención en los codos de TORI




















Trabajando frontalmente , HIJI DORI busca atrapar los codos justo en la parte frontal donde dobla el antebrazo con el bíceps y mantener un control ahí. Manteniendo la misma intensidad y la voluntad de control que tendríamos en el agarre de KATATE DORI, por ejemplo.


En RYO HIJI DORI lo que hacemos es coger con nuestras dos manos ambos codos de nuestro compañero.


en USHIRO RYO HIJI DORI, hacemos lo propio pero trabajando desde atrás

Es efectivo el AIKIDO?

Me resulta interesante, siempre que alguien te pregunta si realmente esto del AIKIDO sirve para algo.

Ante este tipo de "asaltos", para poder dar una respuesta,  tenemos que ponernos en el lugar de la persona que pregunta, donde de entrada parece que exista un baremo previo, de lo que es válido o no, y además, sea como fuere, cualquier juicio será efímero, puesto que está fundamentado en principios efímeros a la vez que dispares.

( Ndel A : digo "asaltos" porque la cantidad más frecuente de este  tipo de preguntas, vienen de  personajes que precisamente parece que "asalten", tal cual )

Vivimos en un mundo muy loco, ciertamente, donde parece que la conducta moral adecuada en cada momento la dicta telelcinco... ( y si no estoy en lo cierto, resta darse una vuelta por la plaza de cualquier pueblo, sentarse en un banco y observar lo que ocurre alrededor)...( vamos, que no lo digo yo)

En ocasiones, las personas preguntan sin malicia alguna, sencillamente preguntan porque quieren una respuesta.

Ni más ni menos.

Es bien cierto que hay mucho "esoterismo" relacionado con el AIKIDO y que hay personas que pueden hacer correr ríos de tinta dando explicaciones al respecto, sin importarles si se ha roto o no la conexión entre el emisor y el receptor del mensaje.

Hay personajes que lo que quieren saber es si el AIKIDO les valdrá para "pegarse", porque han oído, les han contado, o han visto no sé donde que esto del AIKIDO puede valerles para eso. Que si es efectivo, que si esto, que si esto otro...


En mi opinión, la verdad es que el AIKIDO no vale para pegarse. Vale precisamente para lo que valen gran parte de las Artes Marciales con un DO, para precisamente NO PEGARSE.( entre otras cosas )

En el caso del AIKIDO, si resulta fácil visto desde fuera, a posteriori cuando uno practica con alumnos veteranos observa que realmente hay mucha técnica en cada movimiento. ( siente su trabajo, en movimientos aparentemente sencillos repletos de sutilezas en los ángulos, las caderas, etc, que lo hacen excepcionalmente complejo cuando se entiende desde dentro )

Con lo que si he de irme a aspectos más llanos diré que si es o no efectivo el AIKIDO dependerá de cada persona y de cómo cada persona realice su trabajo.
Personalmente, y únicamente relacionado con este tema, apunto quizás algo más hacia la autodefensa en respuesta a la pregunta que busca ésa "efectividad"

Lo que sí puedo decir es que el AIKIDO es un Arte completo, y entre otras cosas, realmente lento, en comparación con otras Artes Marciales.



Dice la leyenda que O sensei solía decir que para aprender mínimamente bien kotegaeshi se necesitaban 10 años. Para dominar mínimamente shihonage 10 años...Iriminage...10 años...IKKYO? para dominar IKKYO se necesita toda una vida....

Precisamente esto casa mucho con el propósito de este artículo, porque IKKYO es a priori una técnica poco espectacular, ( que no efectiva ) y es a la vez la base principal, el primer principio.





Hay pocas personas que estén dispuestas a pasar tanto tiempo, entrenar con tanta tenacidad y a soportar tener pocos resultados como para iniciar su camino en el AIKIDO. Por eso decíamos en otros artículos que "el AIKIDO también te elige a tí "
Ésta sensación de tener frente de tí un camino cuyo fin no alcanzas a ver ni a comprender, es sumamente atractivo, por lo menos en mi opinión.



Quizás por eso, muchas mujeres practican AIKIDO con gran devoción. Choca ver como por ejemplo en Francia, el número de mujeres que practica AIKIDO es muy muy superior al nuestro.

Muchas son veteranas consumadas, pero también hay chicas muy jóvenes que saben moverse con bastante soltura en las que uno experimenta como sale despedido con contundencia y suavidad al mismo tiempo.
Siendo los practicantes, mayoritariamente hombres, resulta impactante cuando uno descubre un AIKIDO puro como el que realizan muchas mujeres, dado que quizás el uso de la fuerza del contratio sea un concepto  que casa mejor con su condición física.



Es la gran pregunta que todo neófito quiere que le respondan. SI es o no efectivo el AIKIDO.
Antes que entrar en dispares situaciones, yo suelo decir que "PARA MÍ, SÍ."
Y en la mayoría de las cosas en las que me resulta efectivo, no hay un conflicto de por medio.
Por eso hay que animar a las personas a descubrir las cosas por si mismas.







martes, 21 de agosto de 2012

Exhibició AIKIDO VILANOVA al DECATHLON de Mollet

Una altre vegada, els amics de DECATHLON Mollet, ens han convidat a participar en un conjunt de demostracions / exhibicions d´AIKIDO amb el que el proper 8 de Setembre, els companys d´AIKIDO VILANOVA DEL VALLÈS hi tornarem per passar i fer passar a tots plegats una bona estona.


         Logotipo de Decathlon

Espero i dessitjo que s´apuntin tots aquells que volguin participar.

SEGUIREMOS INFORMANDO!

En Memoria de Jaume Solà Vallès


En Memoria de Jaume Solà Vallès





El pasado 16 de agosto de 2012 nos dejó nuestro amigo Jaume, conocido por todos como “JAU”.
Tras una dura lucha contra la enfermedad del cáncer, descansó finalmente y ahora tiene su lugar entre las estrellas, en el cielo. Si os fijáis lo suficiente, podréis sentir todavía su presencia, a través de todos los que él amó, y a todos los que lo amaremos siempre.

El mejor amigo que una persona pueda desear tener, sigue y seguirá ahí, entre los más grandes.

Todo lo que diga y/o escriba aquí, quedará insuficiente para tratar de expresar la gratitud que ha supuesto para mi, que JAU haya pasado por mi vida.


Jaume ( JAU ) era particularmente lo más parecido a un hermano para mi.
 Recuerdo que cuando  empecé en la práctica del AIKIDO, ( que fue el nexo motor que nos  unió inicialmente)  la práctica era particularmente dura.( por lo menos en el dojo donde yo empecé ) .
Si bien es cierto que había tenido mis experiencias en el mundo de las Artes Marciales       ( Karate, Judo, Tae kwon do ) del AIKIDO  me atrapó la magia de la no resistencia, el "dejarse pegar" el “aceptar”.

Aquel dojo en  aquel momento estaba lleno de veteranos consumados que enfocaban su entrenamiento precisamente encaminado hacia su  propia evolución como aikidokas          

Recuerdo que los recién llegados tenáin que buscarse la vida y recuerdo también  ver hakamas por todas partes

Para más dificultad, he de decir que los compañeros eran particularmente duros. No decían una palabra, no daban explicaciones, hacían su técnica con relativo cuidado del uke y la sensación que uno tenía era que estaba ralentizando su práctica.
( Aquellas fueron mis sensaciones. Ciertamente después, con el entrenamiento, descubrí que aquella práctica precedía realmente a otra aún más dura.)

Recuerdo de una manera nítida, como uno de los sempais, sin mediar palabra, mediante insinuaciones, movimientos sutiles, lograba corregir mi posición, mis agarres, incluso me enseñaba claramente lo inútil de mi resistencia.  Éste personaje era JAUME.
No se limitaba a hacer sus técnicas, sino que además, trataba de enseñarme despojado de toda clase de vanidad y  con gran prudencia y respeto. JAUME era un aikidoka que entendía perfectamente el concepto original del Aikido, como el Arte de la Paz. ( No así otros compañeros, que focalizaban su práctica en otro tipo de instante de evolución más enérgica )
JAUME era un sempai veterano que sabía medirse y adaptarse a cada uke.

Por aquel entonces, muchos acudíamos a entrenar con él cuando estábamos cansados, o bien habíamos padecido en nuestras carnes las prácticas enérgicas de otros sempais más bien duros. JAU era como un refugio, una tregua, un lugar dentro del dojo donde retomar el aliento.
Esto fue así durante mucho tiempo, incluso todavía hoy hay veteranos que piensan que JAU practicaba un Aikido “suave”.

Tardé unos años en darme cuenta que precisamente el Aikido “suave” de JAUME no era aquel oasis en el desierto al que acudíamos. Llegó un momento en el que JAU empezó a mostrar salidas más complicadas, resistencias más persistentes, y ausencias más evidentes.  Así fue como con algo de tiempo, comprendí que precisamente JAU había estado enseñándonos, y lo había estado haciendo desde hacía años y ahora nos pedía otro tipo de trabajo.

JAU nos vio novatos, ( vio lo evidente ) pero  incluso midiéndose con sempais veteranos, jamás mostraba fuerza, jamás resultaba violento y tenía la cualidad de hacer resalaltar  los errores de los demás sin caer en la soberbia.

Además JAUME como persona culta y cultivada , se aplicó igualmente en el marco del  mundo del Aikido.
Hoy en día no existen muchas personas que hagan por evolucionar su entrenamiento físico y cultivar su mente con la lectura de maestros de Aikido y /o libros / temas relacionados a la par, o bien que estén dispuestas a aprender por partes iguales de diferentes maestros.

Recuerdo también que nuestro compañero y amigo JAU también daba clases, a las que acudíamos cuando nos era posible, donde  permanecía mostrando conceptos difíciles de comprender por nosotros puesto éramos menos aplicados, o bien , no traíamos con nosotros el mismo “camino” que él ya había recorrido.
Estábamos en otra fase de la evolución del camino.

Recuerdo asimismo como JAU me ayudó a comprender a otros maestros, indicándome las sutilezas de sus movimientos, y las aplicaciones de sus técnicas, allá donde mis ojos no alcanzaban ver ( JAU me enseñó a “ver” ).
Esta es una de las cosas que más le agradeceré siempre. El no juzgar a nadie por “trabajar” de una manera diferente.



Nuestro compañero JAUME se mostraba siempre como una persona capaz de adaptarse a cualquier entorno,cualquier circunstancia, y  era capaz de adaptarse también  a cada persona también en la vida. Ésta era una de sus grandezas. Por eso todos conocemos a muchos JAUME´s  y a un único JAUME al mismo tiempo.
Era capaz de camuflar sus conocimientos, educación y cultura, para mostrarse vulgar si el entorno así lo requería. Una de las personas que más casaba el AIKIDO con su vida cotidiana de las que he conocido. Y he conocido a varios personajes ya, créanme.

Nunca entraba en conflicto, aceptaba las cosas según venían.
Recuerdo que yo hace unos años estaba en la tesitura de querer dominar los elementos de mi vida. Como si tuviera que “fabricarme” mi propia suerte.
JAU me enseñó a aceptar las cosas tal cual discurren y a seguir con mi intención primera a la vez, si así lo consideraba oportuno.

JAU fue, dentro y fuera del dojo, una persona excepcional. Una persona capaz de entrar y salir de cualquier conversación y además con la capacidad de hacerlo con nota.
 Era aquella persona que podías  llevar donde fuera.
Un AMIGO con mayúsculas, que estaba contigo a las verdes y a las maduras. ( de esto tampoco abunda ya )
JAU era el mejor compañero en el campo de batalla porque era capaz de hacerte ver tus propios fallos, tus carencias. Capaz de hacerte ver los fallos de los demás y capaz de analizar cómo derrotar a cada circunstancia como salir airoso, como alcanzar el éxito de una manera pulcra, sana y  eficiente.

JAU empezó a postponer la práctica del AIKIDO por los problemas relacionados con su enfermedad y esto era algo que tal vez no quiso hacer demasiado público, por no querer preocupar en demasía a sus amigos. Recuerdo que yo empezaba entonces a dar clases y tenía dudas en ocasiones. Tampoco soy de las personas que busquen ayuda rápidamente, porque prefiero ver si soy capaz de dar con la solución o algo próximo a la solución por mí mismo. Pero a veces, no lograba salir del bucle de las dudas.
Entonces le llamaba por teléfono y me las resolvía al acto. En el mismo instante. Ello me hacía consciente de cuán pequeños eran mis conocimientos y del maestro que tenía delante. No muchas personas fueron conscientes de ello, por eso quiero especialmente dejarlo escrito aquí.




JAU siempre animó a todos los que los rodeaban en cualquier empresa que se quisiera emprender.  Incluso ayudaba en las dificultades, siempre desinteresadamente.
En ocasiones escuchaba a compañeros que tenían que reorganizar el sistema de su trabajo, ( almacenes, mercancías, etc )  o bien se veían en situaciones  de las que no sabían como salir, y recuerdo como JAU siempre tenía una sugerencia adecuada  y respetuosa para ello.
Personalmente tuve un trabajo que me hacía viajar muy a menudo y nos llamábamos con frecuencia. No importaba la distancia ni el tiempo que hacía no que no nos veíamos, él estaba siempre ahí, y me dejaba al colgar con un sentimiento de estar  siempre en casa, estuviera donde estuviera.

JAU era una persona generosa, lo compartía todo contigo. Y cuando se ofrece todo, sin tener de todo, es cuando la generosidad se muestra más cristalina.

JAU era una persona con una sensibilidad excepcional. En ocasiones la ocultaba, pero los que lo conocimos , sabemos de su capacidad de transmitir y emocionar.



JAU era también una persona enteramente reflexiva, pero entendía el aquí y ahora, y así lo aplicaba cuando la situación lo requería. Y lo hacía con una determinación que por ejemplo yo mismo no poseo.




A la vez, lo que  hacía, lo hacía  siempre con una gran capacidad de transmitir quietud, calma, sosiego, paz. Era capaz de llevarte  “a su lugar”.

Ya enfermo, JAU no siempre respondía las llamadas cuando los compañeros querían saber de él, pero esto es algo que debe comprenderse, dada la magnitud del desgaste de su lucha. Siempre animé a los compañeros a que se esforzaran en mantener viva la llama de la amistad.
Personalmente,  incluso yo debí haber estado más a su lado en cualquiera de sus momentos. Yo pasé también por momentos complicados, pero no son excusa, ( lamento , hermano que no hayas conocido a mi hijo en persona, pero lo arreglaremos, no te preocupes )

JAUME siempre tenía, una palabra de ánimo para los demás, olvidándose por completo de sí mismo. La gran entereza  y fortaleza mental, no ligaba con la enfermedad que minaba su cuerpo, y fue siempre consciente de todo lo que le rodeaba, y de sí mismo.

Respecto al Aikido, me consta que estaba bastante centrado y que jamás lo abandonó. Inició un blog que se llama aikidodesdeelladooscuro.blogspot.com, y estuvo ligado durante todo el tiempo a una práctica mental y al estudio de la energía. Se cultivaba y se aferraba al Aikido como un método para olvidarse de sí mismo, además con algo que formaba parte de su vida.

No hace falta irse a Japón o seguir a un maestro consagrado o a un alto grado de AIKIDO cuando en ocasiones, tenemos a grandes maestros más cerca de lo que imaginamos.
 Éste era el caso de JAU.


En ocasiones esto ocurre con la amistad también, nos perdemos a los grandes amigos que pasan por delante de nuestras vidas porque no estamos pendientes.
Yo tuve la suerte de que ambos supimos vernos y querernos.


Amigo, compañero, hermano.


Allá donde has ido, allá donde vas y allá donde estás yendo , sé que ya estás haciendo por cuidar de cada uno de nosotros como tú solías hacerlo. 



lunes, 6 de agosto de 2012

CURS KITAURA 2012

Ja hi ha data pel curs del Mestre Yasunari Kitaura, al Setembre 2012 i a Granollers